Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, RosticcerieAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Latinoamerica

Obispo crítico del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua es sacado del país por el Papa

Fuente: Perfil
Obispo crítico del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua es sacado del país por el Papa

12 abr 2019.- En medio de una grave crisis social y política que vive Nicaragua, sobre la que el Papa Francisco no se pronunció, el pontífice decidió trasladar a Roma al obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, conocido por sus críticas al gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega.

La decisión fue anunciada por el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Leopoldo Brenes, y el propio Báez, quien expresó su “tristeza y dolor” por tener que abandonar su país: "Yo no pedí irme, fui llamado por el Santo Padre.

La decisión de que yo abandone Nicaragua la tomó él". Báez, de 60 años, públicamente lleva meses apoyando las protestas que estallaron hace casi un año contra Ortega y dijo que Francisco lo citó en el Vaticano días atrás y le solicitó trasladarse a Roma asegurándole que su permanencia sería “por un tiempo”.

El obispo, sin embargo, no dijo si la decisión papal está relacionada con denuncias sobre un supuesto plan para asesinarlo, revelado a inicios de este mes por la exembajadora de Estados Unidos en Managua, Laura Dogu.

El Papa "no busca interferir en la vida de los estados" de Nicaragua y Venezuela El pasado 3 de abril Laura Dogu telefoneó al obispo comunicándole la existencia de una detallado plan para asesinarlo y posteriormente declaró al periódico Indiana Gazzete que antes de concluir su misión el año pasado fue “objeto de un plan de asesinato” junto a figuras opositoras como el obispo Silvio Báez y el exjefe del Ejército Humberto Ortega, hermano del mandatario.

El cardenal Brenes confirmó que “casi todos los obispos recibimos constantemente amenazas” y que las llamadas no pueden ser rastreadas porque se realizan de teléfonos comprados con esa exclusiva función.

 Tras el fracaso del primer diálogo, Ortega acusó a los obispos católicos de ser parte de “un plan golpista y terrorista” de la oposición. El escritor Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017, calificó en un tuit el traslado de Báez a Roma como “un exilio forzado”. El novelista advirtió que constituye “un duro golpe a la lucha por la democracia en Nicaragua, la que llegará de todos modos más temprano que tarde”, dijo la agencia Ansa. Monseñor Báez, uno de los obispos más cultos y preparados de Nicaragua, participó como mediador y testigo en el primer dialogo nacional que se realizó de mayo a julio del año pasado.