Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, RosticcerieAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Locales

España sigue negando genocidio en América

España sigue negando genocidio en América

06 Abril .- En un acto celebrado en la Casa de América en Madrid El presidente de la Corporación estata  RTVE (Radio y Televisión Española), José Antonio Sánchez, afirmó que la labor de España en América fue "evangelizadora y civilizadora".

Su discurso, lejos de celebrar el compromiso de la televisión pública con el continente tras la firma de un convenio entre RTVE y la institución cultural latinoamericana para el intercambio de contenidos, ha desatado la polémica en las redes sociales latinoamericanas y españolas que han mostrado su malestar por las palabras del dirigente, máximo responsable de la radiotelevisión pública.

Quienes deberías ser faros de la cultura ibérica por el rol empresarial que desarrollan siguen pisoteando la memoria de los 70 millones de nativos americanos exterminados por el fuego de las armas de los conquistadores, las enfermedades que éstos llevaron al "nuevo mundo" y el posterior sometimiento a trabjados inhumanos.

Durante su intervención, invocó varias veces el espíritu civilizador, colonizador y evangelizador de España en territorio americano, las bondades de la conquista ("iglesias, escuelas y hospitales") frente al Imperio inglés y negó el exterminio de los indígenas por el avanzado nivel cultural de los españoles que conocían a Dante o a Petrarca, según sus palabras. "¿Qué se hicieron cosas malas? ¿Y quién no las hizo en una conquista?". Y citó a la historiadora y antropóloga australiana Inga Clendinnen, autora de Los aztecas. Una interpretación: "Lamentar la desaparición del Imperio azteca es como mostrar pesar por la derrota de los nazis en la II Guerra Mundial". 

Inútil es rasgarse las vestiduras ante los nuevos genocidios que tienen lugar en el planeta hoy si todo será cubierto por el velo de la hipocresía de negar los exterminios pasados por el simple hecho de pertenecer a la nacionalidad de los verdugos.