Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, RosticcerieAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Actualidad

Altercados entre cristianos y LGBTI en Bogotá

Altercados entre cristianos y LGBTI en Bogotá

22 Mayo.- El bus que llegó el pasado sábado a la Plaza de Bolívar con el mensaje “Los niños nacen siendo niños. Las niñas nacen siendo niñas” generó molestias en la comunidad LGTBI que calificaron este hecho como discriminatorio.

La iniciativa del ‘Bus de la Libertad’, como fue llamado, fue apoyada por el Movimiento Nacional por la familia, fundaciones como CitizenGO y el concejal Marco Fidel Ramírez, quienes argumentan que el lesbianismo o la homosexualidad son enfermedades y que por lo tanto deben ser impedidas a toda costa, además es, supuestamente, una manera de llamar la atención sobre la “exportación” de la ideología de género.

Por su parte, la comunidad LGTBI no entiende cómo se puede llamar “Bus de la Libertad” a una iniciativa que lo único que hace es generar exclusión y estigmatización a una población que viene ganando terreno en cuanto a acceso a sus derechos.

También te puede interesar: Santos y Trump: mucho más que un saludo (VIDEO)

Al ver el bus, decenas de personas que integran la comunidad LGTBI decidieron impedir que el “bus de la libertad” ingresara a la Plaza de Bolívar, lanzando pintura al vehículo y a los uniformados que impedían la protesta.

“Al iniciar la gira los colectivos de la diversidad sexual nos han agredido con pintura y empujones y han impedido que el bus ingrese a la plaza, pese a que teníamos el permiso de la Alcaldía”, indicó el concejal Marco Fidel Ramírez, uno de los promotores de esta iniciativa.

El autobús ha recorrido desde el mes de febrero varias ciudades de Estados Unidos y España, donde también había sido objeto de violencia por lo que, en su visita a Colombia, los promotores de la campaña habían evitado revelar la ubicación exacta del vehículo.